LAS 21 DIVISIONES: RESUMEN

Las 21 Divisiones: Resumen

 

Las 21 Divisiones (también conocida como Los Misterios o Vudú Dominicano) es una tradición

que proviene de República Dominicana. Es una práctica religiosa que fusiona influencias del

Catolicismo, practicas religiosas en el Congo, Benin y Yoruba (Nigeria), y prácticas religiosas

de los indígenas Tainos.

En algunas ocasiones, las personas suelen confundir Sanse y La 21 Divisiones (Vudú

Dominicano).  No son la misma práctica, aunque si son muy similares y están relacionadas,

Sanse es una tradición diferente, igualmente puede encontrarse en República Dominicana,

pero es más predominante en Puerto Rico.  Para aprender más acerca de esta religión haz

clic aquí: RELIGION SANSE. Aunque el Sancista trabaja con muchos de los espíritus que son

servidos dentro del Vudú Dominicano, muchas veces en formas similares o iguales, no es la

misma tradición y es una forma diferente de trabajar con los espíritus.

Algunos dicen que el Vudú Dominicano es solo el Vudú Haitiano, practicado en República

Dominicana. Esto no es cierto, el Vudú Dominicano (La 21 Divisiones) es una práctica

separada y linaje, y aunque en son muchos de los mismo Lwa (o Loas), la práctica y la forma

en la que son servidos es diferente.  Las 21 Divisiones efectivamente está influenciado por el

Vudú Haitiano, pero esto es de esperarse.  Originalmente, la isla no se encontraba dividida, y

muchos dentro de Las 21 Divisiones consideran que ciertos Lwa llegaron a República

Dominicana desde Haití. A pesar, que a través de este texto habrá varias referencias al Vudú

Haitiano (VH).  Esto se hace con el objeto de dar una visión más clara sobre Las 21 Divisiones

y su diferencia con esta práctica.  Ninguno es más importante o mejor que el otro simplemente

son caminos diferentes.

Mientras estamos en el tema—  Vudú Dominicano (o Vudú) y Las 21 Divisiones/Los Misterios

—-¿Qué es?

Debido a la historia de República Dominicana, y la posición de la fe Católica, un gran número

de Dominicanos que practica las 21 Divisiones o participa en sus ceremonias /rituales todavía

se identifican como exclusivamente Católicos. Aquellos que están más involucrados (Papa

Boko/ Papa Lwa,  Mama Mambo) usualmente son abiertos acerca de su práctica del Vudú

pero afirman que va de la mano con el Catolicismo en vez de en su contra.

La gran mayoría de los dominicanos y Caballos de Misterio rechazan las etiquetas de Vudú y

no se refieren a la práctica como Vudú Dominicano. Ellos declaran que el Vudú como es

conocido es una conocida religión haitiana y no es igual a Las 21 Divisiones. Aunque esta

creencia está siendo cambiada lentamente y disipada debido a las interconexiones mundiales

(gracias al internet ;), y las facilidades de viaje, etc ) actualmente, nosotros los practicantes

sabemos que tomará un largo tiempo antes de que el cambio sea universal.

Sin embargo, en República Dominicana, la palabra Vudú es usualmente asociada con magia

del malo, brujería negativa, y prácticas de este estilo. Así que la religión es casi siempre

referida como Las 21 Divisiones o Los Misterios.  Aunque algunos Caballos de Misterio van a

Haití y son iniciados dentro del Vudú Haitiano , muchos de ellos incorporarán nuevas prácticas

en su práctica de Las 21 Divisiones, en vez de practicar exclusivamente el Vudú Haitiano o en

la forma en que es practicado originalmente en Haití.

El termino Vudú Dominicano es más aceptado y bienvenido dentro de la Diáspora.

Las 21 Divisiones es menos estricta que la tradición del Vudú Haitiano.  Hay menos regleman

(Doctrina establecida o Regla dentro del Vudú Haitiano).  No existe doctrina establecida

templos o ceremonias definidos.  No tiene una estructura tan rígida. Esto puede apreciarse en

las diferentes formas en las cuales los Caballos de Misterios realizan las ceremonias y como

los espíritus poseen a una persona.

En Las 21 Divisiones, un Servidor de Misterio generalmente realiza su práctica dentro de una

habitación que toma como altar conocido como badji/baji/bayi. A su vez, existen algunos Papa

Bokos o Mama Mambos que tienen templos completos (un bayi con un área separada para el

baile) para servir los Misterios, pero ellos son la excepción y no la regla.  Cuando realizan

ceremonias públicas, la mayoría de los Papa Bokos y Mama Mambos las llevan a cabo en sus

patios, en habitaciones grandes vacías, garajes o áreas similares.  Los Templos completos

son comúnmente encontrados en la frontera.

Durante una ceremonia de las 21 Divisiones, un Misterio puede poseer un Caballo aunque un

Misterio diferente este siendo cantado a través de la música durante este momento en

cuestión.  Además, la música no será tocada necesariamente en ningún orden en particular.

Es decir, que una canción para Belie Belcan puede ser reproducida, luego una para Santa

Marta, luego una para Anaisa y luego otra para Belie Belcan.  Dependiendo en el Caballo y

sus Misterios, puede tener un orden en particular que deba seguir para la ceremonia pero esto

es algo fuera de lo normal.

Además, un Caballo puede cantar /para servir un determinado Misterio solo en una

determinada ceremonia, y cantar para otro siempre en todas las ceremonias.  Mientras que en

otro Sosyete (Congregación), otro Misterio puede que no reciba ninguna canción.  Aunque en

general, los Misterios más importantes son usualmente honrados al menos una vez durante la

mayoría de las ceremonias.

Aunque la música preferida para una ceremonia de las 21 Divisiones es la música Palo, no es

extraño escuchar otros tipos siendo usados durante una ceremonia. De este modo, siempre se

está creando música nueva para rendir honor a los Misterios.  No es extraño escuchar

bachata, merengue o algún otro tipo de música siendo reproducida para honrar a los Misterios.

La forma en la que uno “baila palos” durante una ceremonia proviene del Congo. El origen de

estos bailes puede ser rastreado en la nación del Congo.  Los Bailes Palo son ampliamente

diferentes y distintos a los bailes típicos vistos en las ceremonias de Vudú Haitiano.

Una de las diferencias más grandes entre el Vudú Haitiano y el dominicano son los sonidos de

tambor, el tambor y su grupo.  En la mayoría de las Mani (Ceremonias de las 21 Divisiones),

los tambores usados son tradicionales del Congo. El ritmo conocido como Atables.  Junto al

grupo de tambores, un güira (raspador) es usado y usualmente hay un cantante principal.  Los

tambores son conocidos como Palos y los percusionistas como Paleros, las ceremonias en las

que se encuentran son llamadas con frecuencia una Fiesta de Palo.

Esto es muy diferente al Vudú Haitiano, en donde el Espíritu que está siendo honrado es

generalmente el que se le permite poseer (con contadas excepciones), donde la mayoría de

las ceremonias sigue un determinado orden de canciones rituales y este orden es

generalmente el mismo de Templo Vudú a Templo Vudú.  En el Vudú Haitiano, una vez un

determinado espíritu es llamado/recibido formalmente en una ceremonia, usualmente no será

llamado nuevamente dentro de la misma ceremonia.  Las ceremonias de Vudú Haitiano, casi

siempre, son realizadas con tambores de rituales y música de rituales, a diferencia en lo que

se hace en Las 21 Divisiones.

Dentro de Las 21 Divisiones,  los Caballos de Misterio pueden llamar a los Misterios o Lwases

(en posesión) a través de varios medios, incluyendo: las oraciones, invocaciones secretas,

mientras consultan con las cartas, palmas o caracoles. Los Misterios también dan información

por medio de otras formas, tales como los sueños o la adivinación.  La clarividencia es una

habilidad espiritual que es empleada y usada por la mayoría de los Caballos de Misterio

también.

En el Vudú Dominicano, Dios y la Virgen María son mencionados a menudo y muchos hacen

peticiones a ellos. A diferencia del Vudú Haitiano, donde Dios parece estar más distante,

aquellos dentro del Vudú Dominicano frecuentemente declaran que Dios está muy involucrado

en su religión y su práctica. Así que esta religión está altamente relacionada con servir a Dios

y experimentar la energía divina. Frecuentemente podrás observar dentro de las 21 Divisiones

prácticas que tienen su origen en el Catolicismo. Tal como el uso de los novenarios, rezar el

rosario, las misas en honor a los muertos, horas santas, etc.

Junto a esto, los principales Espíritus de las 21 Divisiones son conocidos como Lwases o

Misterios. Es decir los Lwa o Los Misterios, respectivamente.  Los Misterios se considera que

están bajo las órdenes de Dios y los Espíritus de Alto Nivel.  Llevan a cabo el trabajo de Dios

al venir a la tierra y ayudarnos (a la humanidad) a resolver todos tipo de problemas y

obstáculos que podamos enfrentar.

Las 21 Divisiones y la mayor parte de sus practicantes usualmente siguen un código de ética

de alta moral.  Sin embargo, esto no significa que sea seguido por todos.  A pesar de esto,

muchos de los Caballos de Misterio trabajan solo “puro”, refiriéndose a que no trabajan en pro

de la venganza, pero trabajan por la justicia y otros objetivos positivos.  En algunos linajes, los

nuevos iniciados son obligados a tomar un juramento especial de solo trabajar en forma pura.

Se dice que los Misterios dejarán a aquellos que produzcan trabajos del mal.  Aunque hay

algunos Misterios que son conocidos por ser más permisivos o permitir que sus caballos

trabajen para las dos vías.

En el Vudú Dominicano, la iniciación es una ceremonia que alinea al individuo con su espíritu

y les otorga “fuerza” o poder. Les da el poder para trabajar con su Lwa pero un individuo sin

ser iniciado igual puede hacer esto. Estas ceremonias sirven para darle al individuo una base

más firme y más estable para trabajar con sus espíritus. Existen tres tipos diferentes de

ceremonias principales que uno puede recibir en esta religión.

Esta religión es similar a la Sanse, en que los Misterios son los principales maestros en cómo

hacer muchas cosas distintas. Pero hay algunas tradiciones y reglas en el Vudú Dominicano

que son diferentes a las previstas en Sanse, y existen formas muy definitivas de hacer ciertas

cosas. Como un Lwa debe ser servido se enseña a los nuevos iniciados, aunque esta

información no es difícil de encontrar. Otro grupo determinado de reglas también es seguido,

aunque esta religión no tiene tantas como el Vudú Haitiano.

Como uno realiza los trabajos espirituales (“wangas” significa hechizos) y limpiezas es

enseñado por los mismos Misterios. Como se deben hacer muchas otras cosas, también es

aprendido de los Misterios. Existen tres divisiones principales, y cada una de estas divisiones

tiene siete partes, por lo que son 21 divisiones, debido a que tres repetido siete veces, es igual

a veintiuno.

El Vudú Dominicano es practicado a través de un linaje Tcha (“maraca” – que significa sonoro

– linaje). En Haití, el Vudú ha llegado a volverse más popular a través de otro linaje conocido

como Asson. Sin embargo, antes del Asson, el linaje Tcha Tcha era el linaje prominente en

Haití. Por lo cual, el linaje Tcha Tcha es uno de los linajes más antiguos dentro de las

tradiciones Vudú.

Los practicantes del Vudú Dominicano son usualmente llamados “Caballos” pero también son

conocidos como Papa Bokos y Papa Lwa (ambos de uso masculino) y Mama Mambos y

Mama Lwa (ambos femeninos). Aquel que haya obtenido estos títulos, ha pasado por el último

y más alto de los niveles de iniciación, el cual puede tomar entre 3 a 9 días y noches, además

de haber pasado un tiempo trabajando con la comunidad.

La mayoría de aquellos que practican Vudú Dominicano se inician en la tradición a una edad

temprana. De esta manera, los Misterios comienzan a revelarse rápidamente. Todos los

individuos son llamados, sin embargo algunos son llamados a una edad más temprana que

otros y por ende son capaces de desarrollarse dentro de la tradición a un ritmo mucho más

acelerado y avanzado. Como decimos “Muchos son llamados, pero pocos son Elegidos.” En el

Vudú Dominicano, creemos que todos sienten el llamado, pero algunos lo sienten más fuerte

que otros.

Fui llamado por los Misterios a una edad muy temprana y he recibido el bautizo complete de

un Papa Boko, también a una edad temprana, dentro de esta hermosa y poderosa

tradición. Por eso, estoy dedicado a traer el conocimiento verdadero sobre esta tradición para

ti. Para mí, no hay nada más maravilloso, asombroso o hermoso que los Misterios.